NO HAY QUE VOLVERSE LOCO. PARRA Y LOS 100 AÑOS

x7mp9.St.84Nicanor Parra_cervantes_2011_latercera

 

La obra de un artista puede evaluarse solo por su aspecto estético (lo que es más que válido), pero también por su propuesta política. Incluso cuando no quiera explicitarlo, siempre hay una relación arte-política.

Nicanor Parra, sin duda, construyó un lenguaje poético nuevo, potente y único hasta hoy. Y el sólo hecho de que cumpla 100 años de vida, es motivo de celebración, pero es bueno matizar.

Reconociendo lo anterior (y sin querer caer en la gravedad de quien quiere destacar pirotécnicamente utilizando la crítica fácil, parasitando del evento que implican los 100 años que cumple Parra) quisiera señalar por que nunca me ha enceguecido su antipoesía y sus artefactos asociados a ella.

– Parra plantea una crítica política, pero el señalar que la “izquierda y la derecha unida jamás serán vencidas” o al representar “El pago de Chile” a través de la fulminación cartonesca de todos los presidentes de la historia de nuestro país, creo que sólo representa la búsqueda de una “zona segura”, confort que finalmente le permite moverse fácilmente en cualquier dirección. Si criticas a todos, finalmente no criticas a nadie, a menos que te sientas por sobre el bien y el mal. Lo que quizás (dirán algunos) es misión de la poesía (o antipoesía en este caso), pero el arte generalmente es combativo y toma postura. A estas alturas, constato un modernismo acomodaticio que a lo menos me hace ruido.

– En este contexto, renegar de su microreunión con Pat Nixon (que lo acompañará por siempre jamás), obliga una explicación profunda ante tal hecho, comparable por cierto con la supuestamente manipulada aparición de Juan Pablo II en el balcón de la Moneda con Pinochet. Así, no creo en la tesis del engaño, sino más bien en la de “zona segura”.

– Sumado a lo anterior, me parece que su famosa analogía respecto del ingreso per cápita y la repartición de panes, además de tener aires de pontificación, si bien no puedo calificarla de plagio, a lo menos puedo señalar que no es original. Ya antes, George Bernard Shaw había señalado: “la estadística es una ciencia que demuestra que si mi vecino tiene dos coches y yo ninguno, ambos tenemos uno”.

En resumen, por estos ruidos (y otros) Parra no es de mi predilección. No es mucho por cierto a lo que asirme, pero me hace pensar que como bien dijo José Zalaquett a razón de la exposición de un artista ruso sobre dimensionado por la propaganda del municipio que la traía: “No es necesario exagerar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s